DOÑA JARA

Tú casa rural

Historia

La aventura de reformar esta casa y convertirla en rural, parte de los muchos e inolvidables momentos vividos aquí, en familia y sobre todo entre amigos.
Hace más de una década que comenzamos este camino con el fin de compartir con los demás la posibilidad de descubrir un entorno natural totalmente desconocido, de una belleza salvaje y singular.

Cuidamos y mimamos con el mismo cariño del primer día todos los detalles de esta grande y acogedora casa, que ofrece todas las comodidades sin perder un ápice de ese exquisito encanto rural que está impregnado por todos los rincones en cada detalle.
A menos de 2 horas de Madrid, Doña Jara, es el lugar ideal para descansar y disfrutar con tu familia o con amigos....tus mascotas también son bienvenidas

Disfruta

Doña Jara es una amplia y acogedora casa rural situada en el pequeño pueblo de Buenasbodas, anejo de Sevilleja de la Jara, enclavado al norte de la Serrezuela, a 45 km de Talavera de la Reina y a 1,50h del corazón de Madrid.

Reformamos esta gran casa en el año 2001, retomando un claro estilo toledano, y pasó de ser una casa familiar, a ser TU casa familiar de fin de semana, dividida en tres plantas, las zonas comunes (patios, terrazas, aseos de cortesía, barbacoa, salones, cocina,...) se encuentran en las plantas baja y primera con los servicios necesarios para usar la última planta solo para el descanso.
Pensada con mucho cariño y sencillez, para que disfrutes con tus amigos o con tu familia de un entorno interior con una gran cantidad de detalles entrañables, sin restarle ninguna de las comodidades y elementos de ocio que se necesitan para disfrutar de un intenso fin de semana. Escápate... y deja que te encuentren en Doña Jara.


Haz tu reserva ahora!

Si lo desea puede ponerse en contacto con nosotros llamando al teléfono: +34 696 488 139
o vía E-mail: info@donajara.com


Mira el video que hemos preparado

Cuidamos y mimamos con el mismo cariño del primer día todos los detalles de esta grande y acogedora casa, que ofrece todas las comodidades sin perder un ápice de ese exquisito encanto rural que está impregnado por todos los rincones en cada detalle.